Infolio
infolio

enero 2017 | 08
Publicación sobre arte, diseño y educación
ISSN 2255-4564
Eric Gill, escultor y tipógrafo
1882-1940
Eric GillEric Gill es un personaje controvertido. Durante décadas fue considerado como uno de los referentes del arte y del diseño británicos. Su actividad creadora abarcaba campos tan diversos como la tipografía, el grabado o la escultura que practicaba con intensidad y un alto grado de especialización. Era además una persona de firmes convicciones religiosas y políticas que le llevaron en 1913 a convertirse a la fe católica, una inclinación religiosa que no le impidió mantener ideas progresistas en multitud de asuntos. Sin embargo, la publicación en 1989 de la biografía que escribiera Fiona MacCarthy mostró al gran público un personaje aún más complejo, con una peculiar forma de entender la sexualidad que iba más allá de lo que parecía lícito. Sin embargo, una vez superada este impacto, el interés por la tipografía que trajo la tecnología digital, supuso un nuevo impulso para la difusión y el análisis de la obra de Eric Gill.

Eric Gill
Eric Gill en su taller de Capel-y-ffinn con Joseph Thorp, autor de uno de los primeros libros sobre su escultura, en una fotografía de Howard Coster.

Eric Gill, artista y tipógrafo

 

Arthur Eric Rowton Gill, más conocido como Eric Gill nació en Brighton, en Sussex, el 22 de febrero de 1882. Su interés por la tipografía no le apartó nunca de otras actividades artísticas que practicó con gran intensidad. Gill fue un escultor, grabador e ilustrador que se dedicó también a la creación de tipos de letra y el tallado de punzones. En cierta medida,era un personaje más cercano a William Morris y al Arts & Crafts, que a Stanley Morison, con quien tuvo una fructífera relación, o Jan Tschichold. Su primera formación artística la recibió en la Chicester School of Art pero en 1902 acudió a clases nocturnas de Edward Johnston en la Central School of Ats and Crafts que serían decisivas en su inclinación por la escritura y la tipografía. Gill había abandonado su intención de convertirse en arquitecto en para dedicarse al tallado de inscripciones, actividad en la que se incio como asistente de Johnston a partir de 1903. Entre 1905 y 1909 diseñó numerosas inicales y portadas para la editora alemana Cranach, propiedad Harry Clemens Ulrich Kessler, un anglo alemán que había iniciado su actividad como editor en Insel Verlag.

La reputación alcanzada como escultor y grabador de inscripciones hizo que Eri Gill fuera solicitado como consultor tipográfico por Robert Gibbins para la Golden Cockerel Press, y más tarde, por Stanley Morison para la empresa tipográfica Monotype. Para la Golden Cockerel, Gill creó iniciales, ilustraciones y un tipo de letra de uso exclusivo, cuya influencia se dejaría ver en el posterior diseño de la Perpetua para Monotype.

Destacan sus iniciales ilustradas para los cuatro volúmenes de los Canterbury Tales, 1928·31, y The Four Gospels, 1931. En Monotype cabe destacar además de la Perpetua, su cursiva Felicity, 1925-1930 y las variedades de la Gill Sans que diseñó entre 1928 y 1930.

Flying Scotsman, Gill Sans, Eric Gilll
Gill Sans, el tipo de palo seco, fue elegido por la compañía North Eastern Railway para diseñar todo su material impreso y proporcionar una imagen homogénea a la compañía. Eric Gill, junto a la locomotora Flying Scotsman, rotulada con una forma primitiva de Gill Sans, hacia 1932.

Gill Sans fue el primer tipo de Eric Gill para Monotype y uno de los que, junto con la Futura de Renner, terminarían siendo más usados a partir de los años treinta. Frente a su competidora alemana, Gill Sans muestra un origen caligráfico y una irreverencia que la proporcionó éxitos inmediatos, si bien, quedó limitado en los primeros tiempos a la rotulación exterior por su parentesco con los tipo de Johnston, cuya influencia sobre Gill no puede ser desdeñada Otros tipos de letra suyos fueron la Solus, de 1929, la Bunyan, de 1936 y reonvertida por Monotype en la Pilgrim en 1953, y la Joanna, un tipo romano, originalmente creado para Hague & Gill en 1930.

Pruebas de la tipografía Joanna que incluyen ligaduras y algunos signos especiales.
Eric Gill, Autobiography Su conocido libro “An Essay on Typography”, compuesto en la tipografía Joanna, fue publicado en 1931. En el expresa su personal visión de la tipografía como una forma de diseño. En cierta medida, el libro es una suerte de manifiesto, no sólo sobre la relación entre la forma y la función en el diseño tipográfico, sino también acerca del papel del ser humano en la sociedad industrial. Como él mismo señalaba, quería “describir dos mundos, el de la industrialización y el del trabajador, y definir sus límites”. Pocos años después, en 1936 fue elegido Royal Designer for Industry, un reconocimiento a su trayectoria como tipógrafo y activista cultural. Un mes después de su muerte se publicó su autobiografía en la que muestra una visión deudora con algunos de los postulados del Arts & Crafts que le acompañaron durante toda su vida profesional.
Eric Gill, carta personal, 24 de septiembre de 1937.
Eric Gill

Eric Gill
Eric Gill en 1931 trabajando en una escultura para el exterior de la BBC Broadcasting House.

Pigotts

 

Controversia sobre su vida privada

 

Eric Gill fue un personaje controvertido por su compleja personalidad y su, en ocasiones, más que discutible comportamiento. En principio, era un hombre religioso, seguidor de la fe católica (a la que se convirtió en 1913) y patriarca de una amplia familia. Pero la publicación en 1989 de la biografía escrita por Fiona MacCarthy, en la que se describía su vida privada, afectaría a su prestigio al mostrar su peculiar vida sexual, que iba mucho más allá de lo que pudiera parecer razonable.

 

MacCarthy, Fiona. Eric Gill. Faber and Faber. Londres, 1989

 

Según las anotaciones del diario del propio Gill, que MacCarthy fue desentreñando, su vida sexual incluía relaciones incestuosas con su hermana y presumiblemente abusos sexuales a sus propias hijas. La polémica desatada tras la publicación de todos estos datos supuso un serio revés a la imagen pública de uno de los artistas británicos más relevantes del siglo XX.

Parece que las relaciones poco convencionales con sus hijas, con las chicas del servicio y con cualquier mujer que apareciera en su camino tuvieron lugar mientras mantenía una intensa vida familiar.

“En Capel-y-ffin no parece que tuviera relación con las criadas; no había ocasión para ello, María y las chicas se encargaban de las tareas domésticas. Pero Elizabeth Bill, quien fuera secretaria suya desde mediados de 1925, tenía también algunas ocupaciones poco convencionales: Gill hablaba con ella del tamaño y la forma del pene; seguía fascinado por el comportamiento de su órgano, la extrañeza que le había producido en su infancia, aumentaba conforme pasaban los años. Sus Studies of Parts, guardados en una caja fuerte del Museo Británico, incluyen docenas de estos estudios cuasi-científicos del pene, cuidadosamente dibujados y anotados”.1

1. MacCarthy, Fiona. Eric Gill. Faber and Faber. Londres, 1989, p. 205.

“En los meses previos a al colapso cerebral que sufrió Gill en 1930, el diario muestra, por ejemplo, que reanudó la antigua relación con su hermana. Gladys tenía por entonces treinta y nueve años, se había vuelto a casar y a divorciarse desde que su primer marido, Ernest Laughton, muriera durante la Primera Guerra Mundial en la batalla del Somme. Gladys vivía sola con su hija pequeña en una cabaña junto al mar en West Wittering, cerca de la parroquia de su padre. Gill a veces iba a visitarla de vez en cuando” y dejaba anotado en su diario que pasaba la noche con ella.2

2. Anotación recogida en el diario de Eric Gill, con fecha del primero de noviembre de 1929. MacCarthy, Fiona. Eric Gill. Faber and Faber. Londres, 1989, p. 239.

De Daisy Monica Hawkins nada dice Eric Gill en su autobiografía. Muy probablemente quien se encargó de mecanografiar el texto y, en cierta medida, de editarlo, evitó cualquier referencia. Según parece llegó por el trabajo de su madre, pero poco a poco entró a formar parte del clan familiar. Su relación, que se inició cuando ella era menor, duró algo más de dos años. En ese tiempo Daisy posó de forma continuada para dibujos y grabados, muchos de ellos en un estilo que podría definirse de “misticismo erótico”.

Daisy Monica Hawkings Daisy Monica Hawkings Eric Gill con su hermana Gladys, hacía 1905.
A la izquierda, Eric Gill con su hermana Gladys en un foto familiar tomada hacia 1905. En el centro,Petra, la segunda hija de Eric Gill, en un retrato de Metvhen Brownlee, hacía 1928. A la derecha, Daisy Monica Hawkings en Pigotts en 1937, cuando debía tener unos veinte años.

Eric Gill fue quizá el mas importante de los creadores de su tiempo que aunase la condición de artista con la de diseñador: tipógrfo y tallador de escrituras, además de escultor y grabador. Para muchos, su incomprensible conducta sexual no debe hacer olvidar su innegable talento y su relevante aportación a la cultura visual del siglo XX.

Eric Gill
Eric Gill en una fotografía de Howard Coster.
National Portrait Gallery.
Eric Gill Eric Gill Eric Gill
2017. Eugenio Vega
2017. infolio.es | política de privacidad | quiénes somos | facebook