paperback 08
infolio

enero 2017 | 08
Publicación sobre arte, diseño y educación
ISSN
2255-4564
El edificio de oficinas de gran altura
desde una perspectiva artística

Louis H. Sullivan

Los arquitectos de este país y de esta generación se enfrentan con algo nuevo bajo el sol, es decir, con la evolución y la integración de las problemas sociales, en especial, aquellos que demandan la construcción de edificios de oficinas de gran altura. No es mi propósito discutir esa situación; la acepto como tal y digo de inmediato que el diseño de estos edificios debe reconocerse y afrontarse como algo que precisa una solución adecuada. Expliquemos esas circunstancias de la manera más clara. Brevemente, son las siguientes: las oficinas son necesarias para el desarrollo de los negocios; la invención y mejora de los ascensores de alta velocidad han permitido que los recorridos verticales, que eran tediosos y difíciles, sean ahora más fáciles y cómodos; los avances en la fundición del acero han mostrado el camino que conduce a construcciones seguras, rígidas y económicas que pueden alcanzar una gran altura; el crecimiento continuo de la población en las grandes ciudades, la consiguiente congestión de los centros urbanos y el aumento del precio del suelo, han animado a incrementar el número de plantas, que se apilan con éxito unas encima de otras, como reacción al precio del suelo; y así sucesivamente, por acción y reacción, por interacción e interreacción. De esto modo, ha tomado forma esa modalidad de construcción en altura denominada “edificio moderno de oficinas”, como respuesta a la demanda que plantea una nueva categoría de problemas sociales que ha encontrado su espacio y su nombre. [...]

PDF File Artículo en PDF

Louis Sullivan, Mannheimer House, Chicago
Louis Sullivan, Mannheimer House, Chicago, 1884.
Louis Sullivan, Row House, Chicago
Louis Sullivan, Row Houses, Chicago, 1885.
Louis Sullivan, Auditorium, Chicago, 1887, 1889.
Louis Sullivan, Auditorium, Chicago, 1887, 1889.
Louis Sullivan, Auditorium, Chicago, 1887, 1889.
Louis H. Sullivan, Iowa, 1913
Louis H. Sullivan y Henry C. Adams. Edificio en Algona, Iowa, hacia 1913.
Chicago Architectural Heritage
Eugenia W. HerbertLouis H. Sullivan nació en la ciudad de Boston el 3 de septiembre de 1856, en el seno de una familia de inmigrantes: su padre era irlandés y su madre provenía de la Suiza francófona. Con tan sólo dieciseis años inició sus estudios en el Massachusetts Institute of Technology, pero un año después, abandonó esta institución educativa para trabajar en la firma de arquitectura Furness & Hewitt de Filadelfia.

Poco después, como consecuencia del pánico económico de 1873 se quedó sin trabajo y se vio en la necesidad de marcharse a la ciudad de Chicago. En cierta forma, el gran incendio que había destruido el centro de esta ciudad en 1871 supuso una oportunidad para el negocio de la construcción. Sullivan comenzó a trabajar con el relevante arquitecto William Le Baron Jenney, uno de los impulsores de la renovación arquitectónica en Estados Unidos. Durante estos años Sullivan pudo retomar su formación y viajó a París para estudiar durante un tiempo en la École des Beaux-Arts de la capital francesa.

A su regreso trabajó en diversas compañías hasta que se unió en 1879 a Dankmar Adler, una importante firma de arquitectos de la que llegaría a ser socio en 1881. Durante los catorce años de permanencia en Adler & Sullivan contribuyó a la realización de más de cien proyectos arquitectónicos entre los que cabe destacar el teatro Garrick, el edificio de la Bolsa de Chicago y el Auditorium de esa ciudad.

En 1895 terminaría su sociedad con Adler y comenzó para Sullivan una etapa de su vida caracterizada por la soledad y su inclinación por la bebida. En este periodo, al margen de algunas obras interesates, su trabajo se centró en la reflexión teórica sobre la práctica de la arquitectura y la complejidad de su lenguaje.

Poco después de terminar su sociedad con Adler, inciió Sullivan en 1899 la construcción del edificio que albergsaría los almacenes Schlesinger & Mayer, conocido en la actualidad como el Sullivan Center y que concluiría en 1904. En aquel proyecto usó ornamentos de metal fundido inspirados en motivos naturales para el primer piso y esculturas de terracota blanca para los superiores. A partir de entonces su actividad fue mucho más reducida y centrada en edificios para bancos y comercios de menor envergadura.

Louis H. Sullivan murió en Chicago el 14 de abril de 1924.

2017. infolio.es | política de privacidad | quiénes somos | facebook